PECADO,  TEMAS DE ACTUALIDAD

¡Sodoma ha resucitado!

¿Quién no ha escuchado la historia de Sodoma y Gomorra? Todos de alguna forma, aun no habiendo leído la Biblia han escuchado alguna vez la historia de estas dos ciudades que fueron destruidas con fuego y azufre (Génesis. 19;24-25) debido a su perversidad sexual, sus actos resultaban insoportables y gravísimos para Dios (Génesis 18:20).

¿La perversidad fue la única razón de su destrucción?

El profeta Ezequiel nos dará 5 razones por las que Dios destruyó a Sodoma, entre ellas su perversidad sexual:

49He aquí que esta fue la maldad de Sodoma tu hermana: soberbia, saciedad de pan, y abundancia de ociosidad tuvieron ella y sus hijas; y no fortaleció la mano del afligido y del menesteroso. 50Y se llenaron de soberbia, e hicieron abominación delante de mí, y cuando lo vi las quité. (Ezequiel 16:49–50)

Si una Sociedad practica estas cinco razones descritas por el profeta Ezequiel, está condenada a resucitar a Sodoma entre ellos.

sodoma ha resucitado

I. La Soberbia.

La descripción de Ezequiel nos muestra un proceso de pecados que finalmente desembocan en las aberraciones sexuales o como dice el profeta “hicieron abominaciones delante de mi”, comenzaremos con el primero “la soberbia”.

¿Qué es la soberbia?: Es una autoestima irrazonable y desproporcionada. La soberbia está relacionada con el orgullo, la arrogancia, el enaltecimiento entre otros.

Una descripción del Diccionario Bíblico Ilustrado nos dice: “Un deseo y pretensión de superioridad sobre los demás, junto con un rechazo de sometimiento a Dios; pretensión de autosuficiencia y auto exaltación. Es un estado opuesto al de la humildad[1]

Cuando la soberbia se apodera del corazón del hombre entonces comienza a nacer un rechazo a someterse a Dios, sus pensamientos se revelan en contra de su Ley, es el indicio del fin. “..estimaron que no valía la pena tomar en cuenta el conocimiento de Dios” (Romanos 1:28).

La primera cosa que aborrece Dios es la soberbia o cómo es descrita en Proverbios “los ojos altivos” (Proverbios. 6:16). “Antes del quebran­tamiento es la soberbia, y antes de la caída la altivez de espíritu«. (Proverbios) 16:18

II. Saciedad de pan (Gula)

¿Quién no desea tener una buena situación económica? Todos deseamos tener satisfechas las necesidades, no es un pecado trabajar por ellos al contrario no hacerlo es pecado “el que no trabaja, que no coma” (2 Tesalonicenses. 3:10). Buenos ejemplos hay en las Escrituras sobre la abundancia económica, tal es el caso de Abraham Y Abram era riquísimo en ganado, en plata y en oro.(Génesis 13:2)

Pero la prosperidad es engañosa, Jesús enseñó una parábola relacionada con este asunto donde muestra el peligro de la “saciedad de pan” y no darnos cuenta de que en cualquier momento piden nuestra alma. (Lucas 12:16-21)

La abundancia de pan es lo que Satanás usó para tentar a nuestro Señor “Si eres Hijo de Dios, di a esta piedra que se convierta en pan” (Lucas 4:3)

Proverbios 30:7-9, «Dos cosas te he deman­dado; no me las niegues antes que muera: vanidad y palabra mentirosa aparta de mí; no me des pobreza ni riquezas; mantenme del pan necesario; no sea que me sacie, y te niegue, y diga: ¿Quién es Jehová? O que, siendo pobre, hurte, y blasfeme el nombre de mi Dios».

III. Abundancia de Ociosidad.

La abundancia de Ociosidad es el tercer amigo que aparece cuando hay soberbia y prosperidad, este tipo de ociosidad es la que se centra en el individuo y lo lleva al derrumbe moral, como tiene todas sus necesidades cubiertas entonces toma el camino errado del ocioso.

La pereza conduce al sueño profundo; el holgazán pasará hambre.” Proverbios 19:15

En la iglesia del Señor, el que se comporte de esta manera debe ser disciplinado (2 Tesalonicenses 3:6-15), incluso se exhorta a las viudas jóvenes sobre este tema en 1 Timoteo 5:13, la ociosidad puede llevarnos a la ruina como sucedió con Israel en tiempos de Amós (Amós 6:1-6).

Que duda hay que estos tres amigos hasta aquí vistos han causado mucho daño en nuestra sociedad e incluso en la iglesia, muchos se quejan de no tener tiempo para orar, leer la biblia, asistir a la adoración del Señor, participar el primer día de la semana de los mandamientos dejados, sin embargo, están enterados de todas las noticias del país y del extranjero, han visto la última película o serial de moda, conocen al revés y al derecho los resultados del Fútbol. ¿falta tiempo?

IV. No fortaleció la mano del afligido y del menesteroso

Santiago nos advierte en su carta cuál es la religión pura y sin mancha

«La religión pura y sin mancha delante de Dios nuestro Padre es ésta: atender a los huérfanos y a las viudas en sus aflicciones, y conservarse limpio de la corrupción del mundo.» (Santiago 1:27)

A Dios le agrada que podamos atender al necesitado, hay tiempo para todo e incluso para el ocio, pero ¿para el necesitado qué?

La ausencia de Compasión, es decir, dejar de conmoverse con lo que le pasa al prójimo y peor aún al hermano, es otro de los componentes fatales que nos lleva a decaimiento moral y espiritual.

La preocupación de Dios por el afligido se manifiesta desde el AT, “Cuando siegues la mies de tu tierra, no segarás hasta el último rincón de ella, ni espigarás tu tierra segada. Y no rebus­carás tu viña, ni recogerás el fruto caído de tu viña; para el pobre y para el extranjero lo de­jarás. Yo Jehová vuestro Dios». (Levíticos 19:9-10)

Una sociedad ensimismada, aislándose de lo que le rodea está destinada a estrellarse en contra de la pared.

V. Hicieron Abominación.

Y, por último, como el acto final esperados por todos en un Circo, he aquí lo que causa un rechazo absoluto y repulsivo a Dios, la Abominación. ¿Por cuál pecado conocemos a Sodoma?

“Llamaron a Lot y le dijeron: ¿Dónde están los hombres que vinieron a pasar la noche en tu casa? ¡Échalos afuera! ¡Queremos acostarnos con ellos!” (Génesis 19:5)
Su abominación era que habían degradado sus cuerpos, dejando las relaciones naturales por relaciones de hombres con hombres o mujeres con mujeres (Romanos 1:26-27).

 “Así también Sodoma y Gomorra y las ciudades vecinas son puestas como escarmiento, al sufrir el castigo de un fuego eterno, por haber practicado, como aquellos, inmoralidad sexual y vicios contra la naturaleza. De la misma manera estos individuos, llevados por sus delirios, contaminan su cuerpo, desprecian la autoridad y maldicen a los seres celestiales.” (Judas 7-8)

Son rebeldes en todo sentido, no se someten a la autoridad (gobiernos), ni a la autoridad espiritual de Dios en su Palabra.

Conclusión.

No importa la época ni la sociedad en la que vivamos, si se practican estos pecados descritos por el profeta Ezequiel, indudablemente se resucitará a Sodoma entre nosotros. Testigos somos de cómo nuestras sociedades están cambiando en todo sentido, lamentablemente algunos caminos que han tomado sus gobernantes, políticos e influyentes, han transformado a nuestra sociedad en la antigua Sodoma.

Como diría al final de una Película “Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia”

[1] Ventura, S. V. (1985). En Nuevo diccionario bíblico ilustrado (p. 1100). TERRASSA (Barcelona): Editorial CLIE.

Descargar PDF

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *